Texto alternativo
INICIO

Con 25 denuncias en su contra Eduardo León el abogado de una negra historia es promocionado como Fiscal General del Estado

La Paz, 7 de julio.- Dos años antes que recibiera el título de abogado ya enfrentaba una denuncia por ejercicio indebido de la profesión y otra por estafa; en 17 años de carrera Eduardo León Arancibia acumuló 25 denuncias por diferentes tipos penales, según el historial de la Fiscalía General del Estado.

En promedio tuvo 1.4 denuncias por año de las que tuvo que defenderse. Hoy, el abogado es promocionado por falsas páginas de Facebook y es propuesto como salvador de la justicia, pidiendo que asuma la Fiscalía General del Estado en reemplazo de Juan Lanchipa, sin considerar que por Constitución tiene seis años de mandato de los que recién está por cumplir dos años.

León activó una denuncia contra Lanchipa en la idea de lograr su enjuiciamiento y posterior destitución, algo que no podrá ocurrir mientras la Asamblea Legislativa este bajo control del MAS. Igualmente se sumó a denuncias contra la presidenta del Senado Eva Copa y Sergio Choque de Diputados por haber sancionado la ley para regular los estados de excepción que coincidentemente también es rechazado por el gobierno transitorio.

Sin embargo el deseo de ser Fiscal General del Estado se choca con procesos pendientes donde actuó como abocado denunciante en el caso Zapata y Fondioc, donde no logró demostrar ninguna de sus denuncias. Estos procesos llegaron hasta el encarcelamiento y nunca terminó de probar nada.

El acusa y exige mediáticamente la detención preventiva de cualquier enemigo con simples indicios. Su estilo de buscar escándalo y protagonismo lo hace típico en el foro paceño, pero no por buscar justicia, sino por agarrar procesos donde hay disputa de bienes y dinero.

Es probable que el transcurrir del tiempo, la gente joven no lo conozca y solo tenga como referencia su encarcelamiento en el penal de San Pedro, por haber armado una presentación, utilizando a un niño junto a la tía de Gabriela Zapata, para demostrar en la cadena norteamericana CNN, que el hijo de Evo Morales estaba vivo.

Por ese motivo, el gobierno anterior le siguió un proceso penal por trata y tráfico. Pero su historia corre más atrás. León tiene en su haber más de una veintena de casos de los que la mayoría se fueron cerrando por distintos motivos.

TIPOS PENALES EN SU CONTRA

Los casos cerrados corresponden a los delitos de encubrimiento, peculado, beneficios en razón del cargo, desacato (delito que ya o existe), amenazas, allanamiento a domicilio, estafa, falsedad material, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, lesiones graves, leves, impedir o estorbar el ejercicio de funciones, dos denuncias por violencia familiar o doméstica, y destrucción o deterioro de bienes del Estado y la riqueza nacional.

Figura en fase de pre archivo, un proceso del 18 de octubre de 2005 sobre resoluciones contrarias a la constitución y a las leyes, muy probablemente cuando habría estado cumpliendo funciones públicas en la entonces prefectura de La Paz. Está abierto un caso del 11 de mayo de 2008 por peculado y uso de instrumento falsificado.

Se encuentra en fase de pre archivo – etapa preliminar – una denuncia del 23 de octubre de 2008 sobre falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado. Igualmente está abierto en fase preparatoria un proceso del 19 de mayo de 2016 sobre falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento, este último vinculado a la suspensión de su título de abogado cuando era abogado de la exnovia de Evo Morales, Gabriela Zapara.

El 31 de mayo de 2016, el ministerio de Educación anuló la resolución que le otorgaba el título profesional. El gobierno de Evo Morales lo acusó de falsificar su título profesional y libreta de servicio militar. En noviembre de 2019 el gobierno transitorio le restituyó y agradeció a la presidenta Jeanine Añez, a la entonces Ministra de Educación Virginia Patty Torres y al actual Ministro de Justicia Álvaro Coimbra.

León es el actual abogado particular de Rafael Quispe en el caso del Fondioc e impulsa el enjuiciamiento Lanchipa so pretexto de dilatar el proceso contra el expresidente Evo Morales por el caso del “video-terrorismo” que este lunes derivó en la imputación del actual jefe de campaña del MAS.

León repareció en la recta final de la crisis de noviembre del año pasado junto a Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, depositando la Biblia, hincado en Palacio de Gobierno.

Desde entonces León -exmirista, exasesor jurídico del alcalde de El Alto y luego Prefecto de La Paz José Luis Paredes, sintió tener el poder político del gobierno transitorio y actuar en consecuencia en estrados judiciales.

Supuestamente investido de ese poder, amedrenta a jueces y fiscales, a quienes amenaza con quemarlos vivos, si acaso uno de sus procesos que patrocina – generalmente con jugosas ganancias, no sale a su favor.

Denuncia sin pruebas que el 90 por ciento de jueces y fiscales son corruptos y cuando se enfrenta a problemas graves y se juegan sus intereses, asume el papel de víctima y acude a los medios de prensa para manipular la información.

Recientemente apareció como el abanderado de la lucha contra la corrupción judicial en el caso terrorismo contra Evo Morales, utilizando la misma información que maneja el gobierno, que al parecer lo utiliza como sicario político, cobrando las facturas por la restitución del título profesional que sigue en cuestión, porque el proceso penal no avanza, dejan pasar el tiempo para luego pedir extinción del proceso por vencimiento de plazos procesales.
//JLZ//

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba