Texto alternativo
NACIONALES

El Ministerio de Educación y padres de familia piden a maestros no atentar contra el derecho a la educación

 

El ministro de Educación, Edgar Pary Chambi, y la presidenta de la Junta Nacional de Padres y Madres de Familia, Florencia Iraola Gonzales, pidieron – por separado – al magisterio urbano de Bolivia, no atentar contra el derecho a la educación de la población estudiantil, tras su amenaza de continuar con las marchas de protesta e iniciar un paro de actividades educativas.

“El Gobierno está con la predisposición de atender las necesidades existentes. Desde hace tiempo, hemos abierto espacios de diálogo, tanto con maestros urbanos y rurales, como con padres y madres de familia”, informó el titular de Educación, a tiempo de manifestar su intención de seguir atendiendo las necesidades y demandas de la comunidad educativa.

“Vamos a seguir trabajando de manera coordinada, tanto con el magisterio como con los padres de familia, para solucionar los problemas, porque en este momento nos demandan el retorno a clases presenciales, para mejorar la calidad educativa de nuestros estudiantes”, remarcó la autoridad.

La declaración fue realizada tras el anuncio de dirigentes del magisterio urbano sobre la posibilidad de iniciar un paro de actividades escolares, si el Gobierno no asigna más ítems de nueva creación, entre otras demandas.

Al respecto, los dirigentes de padres de familia rechazan las medidas de presión de los maestros urbanos y les piden priorizar la educación de la población estudiantil y valorar la atención del Gobierno a sus demandas, con la otorgación de 3.300 ítems de nueva creación.

“Nosotros estamos en desacuerdo con estas movilizaciones de los maestros porque está yendo en contra del derecho a la educación de nuestros niños”, expresó la representante presidenta de la Junta Nacional de Padres y Madres de Familia, quien corroboró la atención brindada desde el Ministerio de Educación a las demandas del magisterio y de los padres de familia.

La dirigente informó que el fin de semana, los representantes de la Junta Nacional de Padres y Madres de Familia se reunieron con el ministro de Educación. “Hemos visto que tiene la predisposición de atender las necesidades de ítems que tenemos. A los 2.500 ítems que teníamos al inicio del año, el Gobierno ha aumentado 800 más, con lo que tendríamos 3.300 ítems; lo que prácticamente estaría doblando la cantidad que se asignó la gestión pasada”.

Iraola asegura que en reiteradas ocasiones apoyaron las demandas del magisterio, incluso con huelgas de hambre, pero asegura que en esta ocasión no están de acuerdo con la movilización de los maestros, pues en su criterio pareciera que no quieren volver a trabajar a las aulas porque se acostumbraron a trabajar desde su casa.

“Con estas marchas, nos hacen pensar que no quieren volver a clases presenciales y semipresenciales. Hay bastantes unidades educativas que quieren retornar, pero lamentamos que las federaciones se opongan. Hay incluso maestros que nos dicen que ya se hicieron un aula en su casa y que desde ahí nomás quieren dictar las clases”, comentó.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba