En un comunicado, el grupo explicó que los resultados arrojados en los comicios del 18 de octubre de 2020 en Bolivia, con una diferencia del más de 20 por ciento para el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), revelan datos de que no hubo fraude electoral en las elecciones de 2019

«Varios estudios de centros de investigaciones internacionales habían señalado en estos últimos meses: que no hubo fraude en las elecciones de octubre del 2019 y que Evo Morales se hubiera debido posesionar como presidente legítimo de Bolivia», indicó.

Sin embargo, la OEA en calidad de observador desconoció dichos comicios y fue uno de los principales que desencadenó una situación de violencia política y social, que terminó en un golpe de estado y la posterior renuncia del presidente Evo Morales, sostuvo el grupo.

«Más aún, en los primeros análisis de los resultados en los recintos de votación que fueron señalados por la OEA, como ejemplos de fraude en las elecciones pasadas, se ratifica el triunfo del MAS-IPSP, incluso esta vez con mayor porcentaje que en octubre pasado», puntualizó.

«Ante estas evidencias, es claro que el liderazgo regional del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, resulta seriamente cuestionado», aseveró el grupo.

«El papel que jugó en la desestabilización democrática de Bolivia y las relaciones excluyentes que mantiene con otros países del área lo inhabilitan para seguir ejerciendo el papel de mediación y facilitación democráticas que debería desempeñar al frente de tan importante cargo», añadió.

«Su salida ayudará a recuperar la paz en la región y reactivar la integración regional que tanta falta ha hecho en estas épocas de pandemia», acotó el Grupo de Puebla.

BoliviaNoSeCalla

DemocraciaEnBolivia

Fuente: Telesur
Imagen: B247

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *