A poco más de dos meses de que se revele la primera denuncia en contra del “Padre Coco” por presuntos hechos de acoso sexual en la Universidad Católica Boliviana (UCB) Regional Tarija, concluyó el proceso disciplinario, que determinó su despido. Lo que significa en primera instancia que ya no dará las materias de Cristianismo ni estará a cargo de la Pastoral Universitaria, aunque el sindicado ha presentado un recurso.

Desde la primera denuncia conocida el 8 de marzo, el Tribunal Administrativo resolvió, en primer lugar, declarar improcedente el recurso presentado por este sujeto con el que pretendía anular el proceso por tratarse de hechos que ocurrieron hace varios años. Después, al haberse encontrado evidencia de posibles faltas en el comportamiento del sacerdote en ámbitos académicos, en al menos dos denuncias, se determinó su alejamiento de la Universidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *