Texto alternativo
NACIONALES

Denuncian discriminación, abuso y manipulación en elección de candidatura única del Comité Pro Santa Cruz

Santa Cruz de la Sierra 06 de febrero 2023.- Fernando Larach y Stello Cochamanidis, parte de la cúpula económica y política cruceña, son los únicos candidatos habilitados y los seguros presidente y primer vicepresidente del Comité Pro Santa Cruz. No guardaron silencio ni se ahorraron calificativos los inhabilitados, hablaron de discriminación, abuso y de manipulación.

Reinerio Vargas, es uno de los más radicales en los conflictos de los cívicos, fue inhabilitado en su candidatura a la silla cívica. “Yo denuncio públicamente la manipulación que está haciendo la junta electoral, se están comportando de una forma nefasta”, cuestionó molesto ante la noticia de su inhabilitación y habilitación de los dos únicos candidatos.

Jorge Santiesteban, acompañante de fórmula de Vargas, admitió que buscaban romper la hegemonía de los eternos empoderados en el comité y reconoció la falta de democratización interna, porque “la estructura organizativa, corporativa que tiene el Comité está representada por las instituciones, y esas instituciones son las que directamente emiten su voto”.

Larach y Cochamanidis ya fueron parte del ente cívico, junto a Rómulo Calvo, y forman parte de la élite cruceña. Larach es abogado con una maestría, fue parte del Consejo de Vigilancia de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras y desde 2016 estuvo en cargos cívicos, según su historial en Linkedin.

De Cochamanidis poco se sabe, fue presidente de la Federación de Fraternidades Cruceñas y dirige un programa radial en el que entrevista solo a la élite cruceña. En su cuenta en Twitter se define escuetamente: “Cívico de corazón. Segundo Vicepresidente del Comité Pro Santa Cruz”.

Para el dirigente de la Central Obrera Departamental de Santa Cruz, Rolando Borda, lo que ocurre en el ente cívico es un “pasanaku” entre las logias que aglutinan a la élite económica y política.

“Existe una veintena de organizaciones que componen el comité cruceño, pero son dos grupos de poder económico que lo manejan y que se dividen en logias, Caballeros del Oriente y Toborochis. Son ellos que, en una suerte de elección, se intercalan la presidencia”, denunció.

Lo que pasó este viernes con la habilitación de la candidatura única, ya lo anunciaba el 23 de enero el periodista José Pomacusi, cuando se conoció la postulación de Larach. “Ya está. Fernando Larach será el nuevo presidente del Comité pro Santa Cruz. Solo faltan los actos formales”, escribió en su cuenta en Twitter en alusión a que la decisión ya estaba tomada por los círculos de poder.

Días después, Pomacusi vaticinaba que Vargas sería inhabilitado, como terminó pasando. “Reinerio Vargas no podrá ser presidente del Comité pro Santa Cruz. Lo van a inhabilitar”, afirmó ese 28 de enero, también en su cuenta en Twitter.

Justamente Vargas denunció falta de transparencia y puso en cuestión la democracia interna.

“A nosotros nos están mirando con lupa y a los otros se hacen los opas, cómo es eso. No voy a permitir jamás abuso de nadie. Estamos demostrando que es ilegal lo que han hecho, estamos pidiendo actualización del padrón electoral, la elección es el próximo sábado y no nos presentan”, observó visiblemente molesto.

Ya en el camino quedó Agustín Zambrana, quien declinó su postulación. “Lo bajaron a Agustín Zambrana”, aseguró Pomacusi y reveló que también se lo pidieron a Vargas, pero se negó.

Las puertas del ente cívico se las cerraron al dirigente del transporte pesado Juan Yujra, quien intentó postular y presidir el exclusivo Comité Pro Santa Cruz, al que apoyó movilizando a sus bases en paros y protestas.

“Vivo 34 años acá, me siento un cruceño más, mi familia está acá…parece una discriminación”, decía el 2 de febrero el dirigente, quien recordó que para ser parte del comité debe ser nacido en Santa Cruz.

Mientras que, el candidato inhabilitado a segundo vicepresidente, Darling Méndez, denunció discriminación y reveló que durante los 36 días de paro en Santa Cruz, organizado por la dirigencia de Calvo y el ahora encarcelado excívico y gobernador Luis Fernando Camacho, no fueron escuchados y que guardaron silencio por respeto a la institucionalidad.

“¿Será que este es el comité que quiere el pueblo Cruceño?… Voy a decir la discriminación que estamos teniendo”, aseguró en un hecho que no se había visto antes en elecciones del ente cívico cruceño.

Aunque el 2021 también se rompió el statu quo, cuando se presentó a pelear la presidencia cívica la primera mujer, Alejandra Serrate que también fue inhabilitada.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba